¿Quiénes somos?

imagen_virgenpRESIDENCIA UNIVERSITARIA “MARE GÜELL” BARCELONA

La Residencia para jóvenes estudiantes, “MADRE GÜELL”, está situada en el distrito de Sarriá, en la Calle Esperanza 5-7, paralela, inmediata superior al Paseo de la Bonanova, entre las calles Iradier y Pomaret. Pertenece a la Parroquia de San Viçens de Sarriá.

Nuestra comunidad religiosa, al servicio de la Residencia, forma parte de la Congregación de Misioneras Hijas del Corazón de María, fundada por la Venerable Madre María Güell y Puig, en Cervera (Lleida) en el año 1899.

Ya por el año 1950 se comenzó a pensar que tener una residencia para estudiantes entraba de lleno en nuestra misión fundacional. Muchas jóvenes de otros lugares fuera de Barcelona, especialmente de Cataluña, pero también de toda España y de otros países, se desplazaban a la Ciudad Condal para cursar allí sus estudios. La posibilidad de poder ser acogidas en una residencia servida por religiosas, podría ser un gran bien para ellas. Así se construyó nuestra Residencia Universitaria.

Desde sus inicios, el fin de fundar la Residencia, fue el deseo de que se convirtiera en una obra de carácter apostólico-social, donde las jóvenes estudiantes pudieran encontrar un ambiente tranquilo, familiar y favorable a su vida humana y cristiana.

La identidad carismática cristiana de la comunidad responde, en toda su misión: servir, hacer el bien, “según las necesidades del momento, en el mundo y en la Iglesia”.

La acogida y acompañamiento de jóvenes estudiantes es un aspecto muy estimable de nuestra misión.

Intentamos que las jóvenes estudiantes puedan encontrar en nuestra casa, un ambiente de sosiego para sus estudios y su descanso, ambiente familiar y buena convivencia.

Siempre, en colaboración con sus padres procuramos ayudarles y velar por su salud y sus necesidades del momento. Para ello les ofrecemos una casa acondicionada: habitaciones individuales, salas de estudio, en las que puedan estudiar y trabajar con otros compañeros y compañeras. Tiene conexión a Internet, biblioteca, jardín y salón de actos.

Y, como medio para su vivencia religiosa, respetando siempre las distintas creencias, que las hay y, sobre todo su libertad, tenemos una capilla, accesible para todas, como un lugar de encuentro en la oración, en la Sta. Misa diaria etc.

Algunos días puntuales durante el curso se hace una celebración en la Capilla: al comenzar el curso escolar; como preparación para las fiestas de Navidad y Pascua; y en otros acontecimientos que puedan surgir… Se las invita a todas. La gran mayoría aceptan y participan con manifiesto agrado. Siempre se respeta su libre voluntad.

Hacemos nuestra conclusión con unas palabras de sabor evangélico: “VENID Y VEREIS” (Cfr. Jn. 1,3-9)